Publicado en Memorias, Reflexiones, Variedad

Tu Pozo de Lágrimas

No seré más el pozo de tus lágrimas.

No seré más la persona a la que solo buscas para explicarle lo que te perturba, tus tristezas, tus muchas depresiones en las que dices entrar, no volveré a escuchar, ingenuo de mí, todos tus desasosiegos que te ocurren continuamente.

No lo seré más, no pienses que seguiré estando ahí, al pie del cañón, avizor a todo lo que te trastorna, ¿intentas posicionarme en contra de quien no te conviene? Tranquila, no necesito tu ayuda para elegir quien se queda y quien se va, y tu estas siguiendo el camino de ida, buen viaje.

Quizás, aquellas personas a las que he criticado contigo que se posicionaban en tu contra, según tus palabras, en tu contra sin razón, si las tenían para estar así, quizás, y permíteme que lo diga, ese miedo que tenías continuamente de quedarte sola, era por esto mismo, quizás el verdadero temor que tienes es a que la gente te vea reflejada como lo que eres. Las personas no somos títeres, deja de manejarnos.

¿Puedes ser más falsa? A aquella persona a la que has criticado, con la que te has enfadado, a la que le has deseado uno de los peores finales, una persona que según lo que me has contado, te ha hecho mucho daño, que has estado en depresión por su culpa, pero bien que ríes y vas detrás de ella, ¿interés?, no es la palabra que lo define, falsedad es más correcta. Aclara tus ideas, y si de verdad lo pasaste tan mal… ¿Por qué la sigues tratando como siempre? La llamas a ella falsa y mentirosa, pero no se quien lo es más.

He llegado a pensar, y creo sin equivocarme, que he sido un pozo que has utilizado a tu antojo para llenarlo de tus lágrimas, a quien contarle tus penas, tus famosas depresiones, si de verdad tanto confías en mí, ¿Por qué tus problemas más íntimos, los que me has pedido que los guardara en secreto, los saben todos los que te rodean?

No seré más el pozo de tus lágrimas, no busques mi hombro, este ya no acepta tus llantos, mis oídos ya no escuchan tu clamor, y mi alma te ha cerrado las puertas.

Siento que esto acabe así, pero por fin te he visto por dentro, he sido capaz de mirarte a los ojos, y he visto un alma tóxica.

Adiós, buen viaje, soy capaz de ver quién se queda y quien se va, incluso de quien viene, han llegado dos personas magníficas, que me han hecho tomar la decisión de enseñarte por fin el camino de ida, y no vuelvas, gracias.

Autor:

Soy un chico que siempre le da la vuelta a las cosas para que sean lo más perfectas posibles. ¡¡Vivimos poco tiempo para perderlo con lamentos y tristezas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s